NoticiasEmprendimiento

Aumento significativo de negocios en Puerto Rico

En los últimos años, Puerto Rico ha experimentado un aumento significativo en el número de negocios, lo cual es una buena señal para la recuperación económica de la isla. Según el presidente del Banco de Desarrollo Económico (BDE), Luis Alemañy, esta tendencia positiva ha llevado a números mejores que los registrados en 2010.

Durante el periodo comprendido entre 2010 y 2017, el registro de nuevos negocios había mostrado una tendencia a la baja. Sin embargo, en 2022, el número de nuevos negocios alcanzó su punto más alto en varios años, con un notable aumento en pequeñas y medianas empresas, así como emprendedores individuales.

La creación de nuevos establecimientos está estrechamente vinculada con la generación de empleos. Aunque ha habido un aumento significativo en la creación de empleos, se ha observado una desaceleración en este aspecto. Aunque los empleos siguen aumentando, lo hacen en menor proporción, según señaló Alemañy durante una presentación para el Centro Unido de Detallistas (CUD).

A pesar de ello, es importante destacar que desde 2018 hasta 2022 se registró un aumento de 5,032 negocios, alcanzando un total de 48,124. Si bien esta cifra solo representa un incremento de 242 negocios en comparación con 2010, cuando comenzó la tendencia a la baja, es un indicio positivo de recuperación económica.

De estos nuevos establecimientos, el 94% son pequeñas y medianas empresas (pymes) y pertenecen a diversos sectores, como la salud, el comercio al por menor, los servicios tecnológicos y científicos, la hospitalidad, la gastronomía y la construcción.

Uno de los aspectos más destacados es el aumento en el número de emprendedores y trabajadores por cuenta propia. Según Alemañy, no se había registrado un número tan alto de cuentapropistas en los últimos 40 años. La pandemia ha impulsado a muchas personas a reconocer la apertura de un negocio como una oportunidad laboral.

Emprendedores y trabajadores por cuenta propia

En términos de distribución de actividades, el 64% de los trabajadores por cuenta propia brindan servicios, mientras que el 15% se dedica a la venta al por menor y el 11% a la construcción. Dentro del sector servicios, el 48% ofrece servicios personales, el 22% se dedica a la reparación y el 15% al entretenimiento.

64%
Servicios

15%
Venta por menor

11%
Construcción

Lourdes Aponte, presidenta de los Detallistas, destacó que los indicadores muestran una clara tendencia hacia un mayor porcentaje de cuentapropistas. Esto es algo que han experimentado en el Centro Unido de Detallistas, donde cuentan con más de cinco mil socios de negocios en 169 categorías diferentes.

Sin embargo, Aponte advierte que aunque los indicadores reflejen esta realidad, es necesario evaluar cuántas de estas empresas logran mantenerse operativas a largo plazo. Existen casos de negocios establecidos por generaciones en áreas alejadas de las zonas metropolitanas que se han visto obligados a cerrar debido a los altos costos operativos.

Ante estas inquietudes, se está preparando un estudio realizado por economistas para analizar la cantidad de empresas que entran y salen del registro. La intención es obtener datos más concretos y reales sobre la situación. Además, se plantea una preocupación relacionada con el Plan de Ajuste de Deuda de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), el cual podría generar una migración masiva y el cierre de más de 12,000 empresas.

La creciente tendencia: Puertorriqueños en busca de la flexibilidad laboral y autonomía

Un aspecto importante a considerar en el aumento del número de negocios en Puerto Rico es el posible cambio de mentalidad de los residentes de la isla. Es posible que parte de este incremento se deba a que más personas están abandonando o perdiendo el interés en buscar empleo y optando por emprender sus propios negocios.

La pandemia y los desafíos económicos han llevado a muchas personas a replantearse su futuro laboral. El aumento de cuentapropistas puede reflejar una mayor disposición de los individuos a asumir riesgos y buscar oportunidades por cuenta propia, en lugar de depender exclusivamente de un empleo tradicional.

Este cambio de enfoque también puede estar impulsado por la búsqueda de mayor flexibilidad, autonomía y la posibilidad de tener un control más directo sobre su carrera y su vida profesional. Al convertirse en emprendedores, los residentes de Puerto Rico tienen la oportunidad de desarrollar sus propias ideas, perseguir sus pasiones y generar ingresos de manera independiente.

Es importante destacar que esta tendencia no necesariamente indica una falta de interés en ser empleados, sino más bien una preferencia por explorar diferentes opciones laborales y tomar el control de su propio destino. Además, el crecimiento del sector empresarial puede tener un impacto positivo en la economía local, generando empleos adicionales y estimulando el desarrollo económico en general.

Fuente
El Vocero

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba