Emprendimiento

Iniciativa para regenerar los corales del mar y proteger la costa

El Programa de Desarrollo de la Juventud (PDJ) del Departamento de Desarrollo Económico (DDEC) se unió en alianza al Laboratorio Engine-4 & T-Mobile 5G N-BIOT para regenerar los corales del mar y proteger la costa de Puerto Rico. La iniciativa se enfoca en el Programa de Restauración de Arrecifes de Corales y cuenta con un incentivo económico de $50,000 otorgado por el DDEC para la adquisición de tres impresoras 3D, equipo especializado para fabricar corales artificiales.

Impresoras 3D
Impresoras 3D – Foto obtenida página web del Departamento de Desarrollo Económico

El objetivo de la iniciativa es la implantación de más de 36,000 corales artificiales en las costas de Culebra, en tres zonas de protección, durante los próximos tres años. Para lograr este objetivo, se cuenta con la ayuda de los biólogos de la Sociedad de Ambiente Marino.

El gobernador Pedro R. Pierluisi apoya la iniciativa y se ha involucrado directamente en el proyecto, visitando las instalaciones de Engine-4 Corp. junto al alcalde del municipio de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz, para conocer de primera mano todo el proceso que realizan allí para la fabricación de corales.

La iniciativa también busca proteger y cuidar el hábitat marino, ya que esto es fundamental para combatir la erosión costera afectada en gran parte por el cambio climático. La muerte masiva de corales implica la extinción de múltiples especies importantes, constituyendo una pérdida significativa de diversidad marina. Además, los arrecifes pueden amortiguar entre el 50 y 90% de la energía del oleaje, por lo que si desaparecen se pierde la capacidad de atenuar las olas y ante el fenómeno de cambio climático que impacta a Puerto Rico, esto significa un alto nivel de riesgo de erosión litoral.

El cofundador de Engine-4 Corp., Luis A. Torres, destacó que el incentivo económico ha ayudado a adelantar la meta ambiental. Además, explicó que el proceso consiste en recolectar los pedazos de corales dañados por las embarcaciones o corrientes del mar, para llevarlos a una finca marina para que crezcan y luego adherirlos a los corales artificiales.

Publicaciones relacionadas
Fuente
Departamento Desarrollo Económico

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba